Agustinas Misioneras · c\ Puente Colgante, 75 · 47006 Valladolid · 983 234 705

Agustinas Misioneras · c\ Puente Colgante, 75 · 47006 Valladolid · 983 234 705

Ayuda para la gestión emocional en #AgustinasVAEnCasa


¡Hola familias!!

Desde el Departamento de Orientación del Colegio queremos acompañaros y apoyaros en esta situación que estamos viviendo.

Estar en casa todos los días, muchas horas juntos, puede generar roces entre hermanos, entre los padres con los niños, entre mamá y papá u otros miembros de la familia. Es importante hacer de este tiempo un proceso de adaptación paso a paso, ya que genera un nuevo cambio en la familia.

Solemos estar acostumbrados, a que cada persona dentro del núcleo tenga una responsabilidad y un rol (trabajar, estudiar….) y generalmente el tiempo compartido junto no solía ser tan extenso. Esto puede acarrear como consecuencia ciertos cambios y molestias producto del ajuste a esta nueva etapa.

Algunas comportamientos que podemos observar en nuestros hijos son:

  • Intranquilidad y nerviosismo que puede expresarse en forma de enfado, llanto excesivo, dificultades para irse a dormir, sueño ligero o pesadillas. También puede parecer que están más desobedientes o retadores que de costumbre.
  • Mostrarse más mimosos. Los niños pueden sentirse más vulnerables y reclamar mucho más nuestra atención, queriendo más contacto físico o buscando estar cerca de nosotros.
  • Miedo. Los niños pueden sentir miedo o confusión sobre lo que estamos viviendo. Pueden aparecer temores ante situaciones muy cotidianas como estar solos, quedarse en la oscuridad o dormir solos.
  • Tristeza. Pueden mostrarse especialmente callados, con pocas ganas de jugar o incluso tristes.
  • Excesiva preocupación por su salud, la de sus padres y hermanos, familias o amigos. Es muy posible que, dependiendo de su edad, vuestro hijo haga muchas preguntas acerca del coronavirus o de la muerte. Recuerde que es normal. Los niños se impregnan de lo que sienten a su alrededor.
  • No habla de la situación. Es importante que recuerdes que, aunque no hablen de ello, nuestros hijos están absorbiendo la información y las emociones de los que les rodean. No hablar de lo que nos preocupa es una fuente de debilidad porque no nos permite expresar nuestras emociones y reconducirlas. 

Todos estos comportamientos son señales de la preocupación de vuestros hijos y necesitan que vosotros les transmitáis calma y seguridad.

Pensad que sois el campamento base emocional al que vuestros hijos irán cada vez que necesiten relajarse o sentirse confiados para afrontar su malestar. 

AYUDAD A QUE VUESTROS HIJOS GESTIONEN EMOCIONALMENTE ESTA SITUACIÓN

Para ello, aquí os enviamos una serie de recomendaciones:

  • Estableced un horario de rutinas diarias, para así tener organizada la jornada. Esta planificación de horarios debe tener cierta flexibilidad y diferenciar entre  los días de la semana y el fin de semana. Negociad con vuestros hijos esta rutina, es decir, que no sea impuesta.
  • Respecto a las actividades educativas es importante que vuestros hijos realicen las tareas escolares asignadas, pero desde un prisma de la no saturación de trabajo. Es importante mantener a diario un trabajo constante y una actitud positiva.
  • Conseguid un ambiente relajado y tranquilo, ya que los entornos tensos, alborotados y desestructurados aumentan la tensión.
  • Sed la fuente de información para vuestros hijos. Los niños necesitan saber y entender qué está ocurriendo. Esta información debe ser acorde con su edad. No permitir que se informen directamente por programas de televisión o redes sociales.
  • Evitad sobreinformarles o estar continuamente hablando sobre el COVID-19.
  • Promoved la autonomía y la responsabilidad de vuestros hijos, buscando actividades en el hogar que ellos solos puedan realizar y hacerles partícipes de las tareas domésticas que vayan surgiendo en el día a día.
  • Evitad la alarma. No debemos de hablar a hurtadillas, ni desde la habitación de al lado, de nuestros temores y angustias, nuestros hijos lo captan todo y sobre todo nuestros miedos.
  • Cread un espacio de confianza para preguntarles cómo se sienten y hacedles sentir que comprendéis lo que sienten (sea lo que sea). Todo lo que sientan nuestros hijos, es normal y comprensible.
  • Recordad que los niños cuentan muchas cosas cuando no nos están hablando, cuando están jugando o dibujando. Aprovechad para saber cómo se sienten mediante estos medios y ayúdales a gestionar sus emociones (pedirles que dibuje un coronavirus, que inventen una canción, cuento o una historia de cómo vencer el coronavirus en el que aparezca él, puede incluir a sus amigos, familia, etc…, Utilizad cuentos como: “Covibook” de Manuela Molina (mindheart.co/descargables) “Misión: Quedarse en casa” de Dalmaus (orientacionandujar.es) , “Rosa contra el virus”…..).
  • Si se sienten enfadados, preocupados, con miedos o confundidos, buscad alguna actividad que les haga sentir bien y les relaje (escuchar música, respirar profundo, dibujar,…) y cread en casa un espacio o rincón de la calma donde puedan estar (allí pueden tener cuentos, botellas de la calma, plastilina, juegos,…..).
  • Poned límites, las normas también les ayudan en estos momentos. Ahora también las necesitan, les infundirán sensación de que son predecibles las consecuencias de su comportamiento. Vosotros sabéis mejor que nadie las normas y límites que queréis que vuestros hijos cumplan y también que sólo son eficaces cuando, van acompañadas de afecto. 
  • Aumentad el umbral de tolerancia ante algunos comportamientos. Es aconsejable no ser muy rigurosos ni estrictos. Ellos necesitan correr, saltar, hacer deporte, jugar con sus amigos, aire libre, ir al colegio…… para poder canalizar sus emociones y estas actividades en estos momentos son muy limitadas o imposibles. De ahí que podemos ser más flexibles con determinados comportamientos y con actividades que habitualmente no se hacen en casa. 
  • Fomentad mensajes positivos. Realizad dibujos y mensajes de contenido positivo y esperanzador. Hacedles partícipes del aplauso colectivo.
  • Aprovechad la ocasión para hacer las cosas para las que nunca tenéis tiempo de hacer juntos (cocinar, jugar….).
  • Ayudad a vencer el aislamiento fomentando las comunicaciones (video conferencias, chats, llamadas, whatsapp…) con miembros de la familia y amigos.
  • Transmitid al niño seguridad y confianza en que todo saldrá bien y que se encuentra seguro con su familia.
  • Si vosotros o algún familiar ha contraído la enfermedad haced sentir al niño que hay muchos profesionales cuidando de las personas que están enfermas.
  • Demostrad mucha contención emocional a través de abrazos, caricias y mucha presencia. Es lo que más necesitan en estos momentos.

 ¡Un fuerte abrazo y mucho ánimo a todos!

DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN
Colegio Ntra. Sra. de La Consolación

 

Descarga la circular del Departamento de Orientación



Artículos relacionados